Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.

martes, 26 de abril de 2011

Vuelta de nuevo a la realidad...

Después de tanto tiempo sin actualizar, ya era hora...

He estado desconectada, no del todo, pero he estado en la gloria, me hacía falta, me hacías falta...

Bajé a Granada, cambié de aires, disfrute de muchas cosas, viví las vacaciones de Semana Santa entre risas, abrazos, sorpresas, palabras, momentos vergonzosos, ternura, declaraciones,etc... sino llega a ser porque la lluvia irrumpió los últimos días,hubiese sido; perfecta.

Y es que me he dado cuenta en estos días, de que no puedo quejarme ( un poco, pero ya por costumbre), porque siempre he dicho que las palabras se las lleva el viento pero... los hechos NO. Y eso, me ha llegado al alma, y si esos hechos van con palabras, palabras que no se dicen a la otra persona en voz baja y a escondidas, sino con voz alta y orgullosa, todo cambia.

Hago balance y... me ha venido muy bien esta semana de desconexión, aunque ahora la vuelta a la rutina se me hace más cuesta arriba y no precisamente por el gripazo "granadino" que me he traído,sino porque a lo bueno una se acostumbra rápido y volver a Madrid y no tenerte a mi lado para achucharte... se nota.



domingo, 10 de abril de 2011

Jana & Nadia

Como dije hace unos días, hoy dedico mi post a dos grandes amigas, dos amigas de esas que hace más de 20 años que conoces, de esas que a la mínima lágrima se plantan en tu casa y a la mínima sonrisa, también. Esas son, las VERDADERAS amigas.

Por eso es por lo que cada día que pasa me demuestran más y más que son especiales, grandes, maravillosas y cada día estoy más orgullosa de cada una de ellas.

Somos muy parecidas aunque muy distintas a la vez y creo que eso es lo que hace que nos compenetremos genial y que siempre saquemos hueco para "consentirnos" caprichos a cada una, aunque a veces estemos cansadas o "perezosas".



Jana, fue la primera,a los 5 años, ¡nos conocimos en el médico! y al vernos con el mismo uniforme su abuela y mi madre empezaron a hablar resultando que eramos del mismo curso,ella era del "B" y yo del "A".
A partir de ahí... nunca nos hemos separado, ni enfadado, ni nada, cosa que tiene mérito ya que en muchas cosas somos muy distintas.

Para mi, a pesar de tener la misma edad, es como mi hermana pequeña, quizás sea porque desde "enanas" estábamos siempre la una en casa de la otra y viceversa y al no tener hermanos ninguna de las dos, nos "adoptamos" como tal.




Nadia, era compi de clase, y desde la primera vez que hablamos no hemos parado, algo verídico, hemos llegado a hacer todos los deberes por teléfono y ya mejor no mencionar cuando teníamos un problema, las tarifas planas actuales de llamadas nacionales hubiesen sido geniales cuando estábamos en el colegio.
Hemos pasado juntas muchos cambios para las dos, de hecho salimos del colegio y fuimos a la misma universidad y cosas del destino ambas "abandonamos" la carrera, buscando nuestro futuro por otros lares.

Ella apareció en mi vida sobre los 7 años y aunque si estuvimos "separadas" un tiempo, creo que eso fortaleció aún más nuestra amistad, no hay nada mejor que hablar las cosas y descubrir mentiras sin fundamento provenientes de terceras personas.



Merecéis este post, merecéis mucho más, gracias por estar SIEMPRE ahí. Son muchas las cosas, buenas y malas, que hemos pasado y espero que sean muchas las cosas, más buenas que malas :) , que nos queden aún por vivir, la mudanza,fijo, jeje.

Os quiero mucho a las dos, lo sabéis, pero que os quede claro. Sois dos tesoros que he tenido la suerte de encontrar.

Por nosotras.


sábado, 2 de abril de 2011

Un año ya ...

Hace un año ...

Un año desde que todo volvió a su cauce...

Un año en el que han pasado muchas cosas, buenas y malas, que me han demostrado lo que vale cada persona.

Cuando algo merece la pena, hay que luchar por ello, cueste lo que cueste, duela lo que duela, a veces hay que recibir muchas puñaladas antes de conseguirlo.

Muchos sentimientos que se volvieron a reconstruir hace un año, un corazón roto que se volvía a reconstruir lentamente, con miedo, miedo a volver a sonreír, miedo, a que le volvieran a pisotear, a que le volvieran a mentir.

Todo un año de emociones, de nuevas sensaciones, de reencuentros con emociones, sentimientos...

Sólo ha pasado un año desde entonces, parecen que han sido muchos más, a pesar de eso, sigo con miedo, la ansiedad invade mi mente cuando algo me trae el más remoto recuerdo de aquel tiempo, no lo puedo remediar, quiero que todo cambie, para bien, para siempre.

Sólo un año. Toda una vida.